Exposición colectiva de arte abstracto.
 
Eka Moor Art Gallery.
Bretón de los Herreros, 56. Madrid.
 
Inauguración: 2 de enero, a las 20 horas.
Hasta el 15-1-2014.

El informalismo infatigable

                                           

       Alvaro Sánchez, 2-1-2014

Carmen Peña

No hay muchas ocasiones de contemplar una sobresaliente variación acumulada de informalismo y abstracción de altísimo voltaje en una galería de arte. Aka Moor Art Gallery, de Madrid, lo ha conseguido reuniendo en su exposición colectiva de arte abstracto un impresionante plantel de artistas de gran talla, distribuyendo además con sapiencia la veteranía y la juventud.

 

La proporción femenina es abrumadora y me parece muy posible que a ello se deba la capacidad de trabajo que respira la muestra, el esfuerzo prolongado que se detecta en conjunción con el talento y el rastreo infatigable de las posibilidades expresivas que subyace a la mayoría de las obras presentes.

 

Porque, pese a quien pese, el informalismo no sólo no ha muerto, sino que goza de un vigor infatigable y ello es por la propia infatigabilidad de los artistas que lo cultivan, convencidos, con razón, de que la forma y el concepto de la expresión son dos aspectos de una realidad, la obra de arte, que no puede prescindir de ninguna de ellas. Que el énfasis se ponga en unas ocasiones en un aspecto y en otras en otro depende del carácter del artista que realiza la obra y de su radicalización tendenciosa en el proceso de construcción y definición de su arte.

 

Desgraciadamente no he podido ver todas las obras presentes en la muestra, pero sí la mayor parte. Realmente casi todas las que he visto me han llamado la atención, aunque no puedo negar que unas algo más que otras. Pero vayamos procediendo a comentarlas.

 

Ethel Bergman. En su obra El muro, el naranja rojizo concreta muy bien la materialidad de la trama deshaciéndose en informa. Detalles sobre trama sobre plano sobre fondo, invocando una jerarquía de la atención.

 

Marien de Haro Moreno. Su obra muestra un vórtice en tonos fríos dominados de blanco y equilibrado por una maraña de líneas con vocación circular. Los detalles están muy bien trabajados.

 

Juanjo Castillo. Presenta las únicas esculturas que pueden contemplarse en la exposición, que yo sepa. Una está conformada por delicadas líneas empinadas que forman algunas volutas airosas; en la otra, las volutas forman cuerpo y dominan. Ambas muy conseguidas de tonos y contrastes.

 

Charo Crespo nos muestra una tentación geometrista, un trabajo muy bien planteado que obliga al espectador a enfrentarse con la tendencia a ver geometría donde no la hay. Los detalles están muy cuidados.

 

La obra de Berta Otero me ha resultado de las más interesantes de la exposición. Obra mixta muy trabajada, en la que se aprecia un gran dominio de la informa basado en un tratamiento muy estudiado de la materia, tanto de la pasta como de las arpilleras. Muy logrados también los tonos tapiescos. Se trata de una obra que da para perderse en la contemplación de los detalles, en un ir y venir de lo general a lo particular. Es obra que demanda ver más obra.

 

Angel Navas Velázquez. Una abstracción geométrica bien compuesta que constituye todo un homenaje a Malevich.

 

Hay en Francisco Francia Molcalvillo una continua tentación de representación por la vía de la expresión de formas que, más que reconocerse, sugieren, pero que están bien definidas y que se relacionan entre sí.

 

Manuel Gracia Arte. Presenta una abstracción realizada mediante un código de señales pictórico que invoca poesía a la vez que domina el espacio. Hay mucho trabajo de diseño detrás de esta obra, lo que la confiere un valor especial.

 

Carmen Peña. Presenta una obra que, en mi opinión, es también peso pesado de la exposición. Obra mixta muy trabajada de materia y composición, incardinada en el expresionismo pop. Hábiles contrastes entre los desvaídos y fragmentados logos comerciales de tonos cálidos y las informas frías con los blancos sugiriendo volúmenes. También da esta obra para perderse en los detalles, acercarse y alejarse. Está muy conseguida.

 

Ana Criales. Muestra su dominio de una especialidad gráfica siempre dificultosa y su talento definidor de colores y texturas.

 

Elena Cenarro. Alquímica en lo material, cósmica en lo formal y siempre sugerente, a menudo he encontrado un halo de calidez en sus tonos fríos y un deje helado en los cálidos. Sus mundos pictóricos llenos de posibilidades parecen estar exigiendo al espectador dar un paso hacia adelante más. Presenta obra en tonos fríos muy bien acabados.

 

Irene Persa. Impresiona la obra Nocturna, de la serie Bestias. Fornulación pura de dinamismo, quizá en detrimento de los detalles. Los matices expresivos de que rebosan las otras obras de la serie se mantienen apuntados aquí, pero con menor acabado.

 

Asunción Bau Forn. Un universo trabajado, desde los detalles microcósmicos hasta el despliegue macrocósmico, donde se contrastan las informas.

 

Gloria Gómez-Calcerrada. Una composición muy bien estructurada y fundamentada, con planos de gran fuerza expresiva y una interesante sugerencia de perspectiva en informas que se replican.

 

En definitiva, una gran exposición a la que merece la pena dedicarle una tarde. Al menos.l

Berta Otero.

Irene Persa.

Elena Cenarro

Juanjo Castillo.

Imágenes procedentes del sitio de la Galería en Facebook.

Gloria Gómez-Calcerrada.

Ethel Bergman.

arte contemporáneo

arte contemporáneo

Inicio         En boga         Noticias         Galerías         digital & nets         Galleries

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page

arterritory.net

arterritory.net

Soy un párrafo. Haz clic aquí para agregar tu propio texto y edítame. Es muy sencillo.

Página optimizada para GOOGLE CHROME y MOZILLA FIREFOX

2017 © arterritory.net